...

Agapornis todo lo que necesitas saber sobre los Lovebirds

Lovebird es el nombre común del género Agapornis, un pequeño grupo de loros inseparables de la familia Psittaculidae.

De las nueve especies del género, todas son nativas del continente africano, y el agapornis cabecigrís es originario de la isla africana de Madagascar.

Sociables y afectuosos, su nombre se debe a la fuerte unión monógama de las parejas y a los largos periodos que pasan sentados juntos. Los agapornis viven en pequeñas bandadas y se alimentan de fruta, verdura, hierba y semillas.

Los agapornis de alas negras también comen insectos e higos, y los agapornis de cuello negro tienen una necesidad alimentaria especial de higos autóctonos, por lo que son difíciles de mantener en cautividad.

Algunas especies se mantienen como mascotas, y varias mutaciones de color se han criado selectivamente en avicultura.


Agapornis
  • Esperanza de vida : 15 – 25 años
  • Tamaño: 13 a 17 cm de longitud
  • Envergadura alar: 24 cm
  • Peso: de 40 a 60 g
  • Nombre científico: Agapornis
  • Familia: Psittaculidae
  • Orden: Psitaciformes

Se encuentran entre los loros más pequeños y se caracterizan por una complexión robusta, una cola corta y roma y un pico relativamente grande y afilado. Los agapornis silvestres son en su mayoría verdes, con una variedad de colores en la parte superior del cuerpo, dependiendo de la especie.

El agapornis de Fischer, el agapornis de mejillas negras y el agapornis enmascarado tienen un prominente anillo blanco alrededor de los ojos. Se han producido muchas variedades mutantes de color mediante cría selectiva de las especies que son populares en avicultura.

Taxonomía

El género Agapornis fue introducido por el naturalista inglés Prideaux John Selby en 1836. El nombre combina el griego antiguo αγάπη agape que significa «amor» y όρνις ornis que significa «pájaro»

La especie tipo es el agapornis de cuello negro (Agapornis swindernianus) El género contiene nueve especies de las cuales cinco son monotípicas y cuatro se dividen en subespecies. Son nativos de África continental y de la isla de Madagascar. En estado salvaje, las distintas especies están separadas geográficamente.

Tradicionalmente, los agapornis se dividen en tres grupos:

  • las especies sexualmente dimórficas: agapornis de Madagascar, de Abisinia y de cabeza roja
  • las especies intermedias: el agapornis cara de melocotón
  • las especies de anillos de ojos blancos: agapornis enmascarados, de Fischer, de Lilian y de mejillas negras.

Sin embargo, esta división no está totalmente respaldada por estudios filogenéticos, ya que las especies del grupo dimórfico no se agrupan en un único clado.

Especies y subespecies de Agapornis

Agapornis de cara rosada , Agapornis roseicollis

Agapornis de cara rosada (Agapornis roseicollis)

Agapornis de cuello amarillo , Agapornis personatus

Agapornis de cuello amarillo (Agapornis personatus)

Agapornis de Fischer , Agapornis fischeri

Agapornis de Fischer (Agapornis fischeri)

Agapornis de Lilian , Agapornis lilianae

Agapornis de Lilian , (Agapornis lilianae)

Agapornis de mejillas negras , Agapornis nigrigenis

Agapornis de mejillas negras (Agapornis nigrigenis)

Agapornis de cabeza gris , Agapornis canus

Agapornis de cabeza gris (Agapornis canus)

Agapornis de alas negras , Agapornis taranta

Agapornis de alas negras (Agapornis taranta)

Agapornis de cabeza roja , Agapornis pullarius

Agapornis de cabeza roja (Agapornis pullarius)

Agapornis de cuello negro , Agapornis swindernianus

Agapornis de cuello negro (Agapornis Swindernianus)

Nidificación

Dependiendo de la especie de agapornis, la hembra transportará el material de nidificación al nido de diversas maneras. El agapornis cara de melocotón mete el material de nidificación en las plumas de la grupa, mientras que el agapornis enmascarado lleva el material de nidificación en el pico.

Nidificación-agapornis_reproduccion

Una vez que los agapornis empiezan a construir el nido, se produce el apareamiento. Durante este tiempo, los agapornis se aparean repetidamente.

Los huevos aparecen entre 3 y 5 días después. La hembra pasa horas en el nido antes de poner los huevos. Una vez puesto el primer huevo, le seguirá otro cada dos días hasta completar la puesta, que suele ser de cuatro a seis huevos. Incluso sin nido ni macho, los agapornis producen a veces huevos.

Avicultura

Por su inclinación a establecer vínculos afectivos, los agapornis pueden entablar relaciones duraderas tanto con personas como con otros agapornis. Sin embargo, los agapornis se vuelven agresivos con facilidad y pueden morder a menos que los humanos establezcan un vínculo con ellos mediante un trato suave.

Si se les proporciona un espacio adecuado, un entorno estimulante y una alimentación apropiada, los agapornis pueden convertirse en loros de compañía. Se acurrucan y a menudo se acicalan con sus personas favoritas.

relaciones duraderas de agapornis

Es preferible obtener aves criadas en cautividad que aves capturadas en la naturaleza. Las aves silvestres pueden albergar enfermedades como el poliomavirus aviar. Los agapornis silvestres capturados también pueden llorar la pérdida de asociación con una pareja o una bandada.

Es probable que se desconozca su edad y que tengan una personalidad inadecuada para la domesticación. Ya no se importan agapornis silvestres a Estados Unidos. Las aves socializadas desde una edad muy temprana, mientras son criadas por sus padres, son muy buenas mascotas.

La práctica de alimentar a mano a los psitácidos jóvenes, incluidos los agapornis, fuera de una emergencia médica está prohibida por ejemplo en los Países Bajos desde el 1 de julio de 2014 y los polluelos de agapornis deben permanecer con sus padres hasta que puedan comer de forma independiente, como mínimo 55 días después de la eclosión.

Sin embargo, las aves solitarias requieren atención frecuente para mantenerse felices, y si el propietario tiene poco tiempo para dedicar diariamente a un solo agapornis, es preferible darle un compañero de la misma especie, o un compañero de otra especie de loro que se sepa que se lleva bien con los agapornis. Es importante utilizar jaulas lo más amplias posible.

Pocos agapornis hablan, pero muchos no lo harán: existe la posibilidad de que aprendan a imitar sonidos humanos si se les enseña a hacerlo a una edad temprana.

Los agapornis son ruidosos, con llamadas que van de alegremente agradables a altamente irritantes; en la naturaleza, los loros deben llamarse unos a otros a grandes distancias para mantener unidas las bandadas, y es a través de esas señales como establecen la mayor parte de su comunicación.

Lo mejor es pasar periodos cortos y frecuentes con un agapornis, en lugar de tener una o dos interacciones al día.

Características sexuales y comportamiento de los agapornis

Determinar el sexo de un agapornis es difícil. Al año de madurez, puede mostrar signos de si es macho o hembra, como rasgar papel y embutirlo en sus plumas (comportamiento femenino) o regurgitar para sus dueños (comportamiento masculino: el macho alimenta a la hembra que anida).

Sin embargo, este comportamiento no es un indicador fiable. El único método seguro son las pruebas de ADN; sin embargo, algunos expertos pueden determinar el sexo de los agapornis palpando debajo del cuerpo.

Debajo de la cloaca hay dos puntas afiladas conocidas como hueso pélvico. Si las puntas están más juntas, el ave es macho; si están más alejadas, es hembra (las hembras deben tener una pelvis más grande para poner huevos).

Jaulas de alojamiento de los agapornis y entorno

Los agapornis necesitan una jaula o pajarera de tamaño adecuado. El espacio mínimo recomendado por ave es de 1 m×1 m×1 m.

,ejor jaula para agapornis
Jaula para los Agapornis

Los picos de los agapornis están hechos de queratina, que crece continuamente. Masticar y destruir juguetes y perchas de madera ayuda a mantener los picos en buen estado.

Los huesos de sepia ayudan a recortar el pico y son una fuente de calcio y otros minerales necesarios. Las perchas naturales y las perchas especiales de superficie rugosa de diferentes diámetros colocadas a distintos niveles en la jaula les permitirán una mayor movilidad para trepar y les darán la opción de elegir el lugar más cómodo para descansar.

También necesitan muchos juguetes, como ramas de sauce, columpios, túneles, cajas y cosas seguras para masticar y jugar.

La falta de juguetes, pasar demasiadas horas con la jaula tapada y la falta de compañía o estimulación social pueden provocar aburrimiento, estrés y problemas psicológicos o de comportamiento (nerviosismo, agresividad, arrancarse las plumas, gritos, depresión, inmunosupresión).

Los agapornis son aves sociales y disfrutan de varias horas de interacción al día. Sin esta interacción, ejercicio diario, una jaula/aviario espacioso y muchos juguetes con los que jugar, pueden recurrir a arrancarse las plumas o gritar, dos cosas difíciles de curar.

Si el dueño sale de casa, conviene dejar encendida una radio o una televisión para que el pájaro tenga sonido. Los agapornis son inteligentes y, para entablar una relación, necesitan que un humano pase mucho tiempo con ellos. Los agapornis disfrutan con los baños y les gusta tomar el sol todos los días.

Aseo y cuidado de aves

Como ocurre con los loros domésticos en general, las puntas de las uñas de los agapornis deben estar bien desgastadas cuando el loro trepa por perchas de superficie rugosa. Si el loro tiene un estilo de vida inactivo, las uñas de los pies pueden crecer largas y necesitar ser recortadas.

Sólo se recortan las puntas de las uñas de los pies. Si una uña se recorta demasiado, dolerá y sangrará por los vasos sanguíneos del centro de la uña.

Esta hemorragia debe detenerse lo antes posible con gel o polvos estípticos. Las uñas puntiagudas pueden despuntarse simplemente limando la punta. Estos procedimientos se realizan generalmente con la ayuda de un asistente que sostiene cuidadosamente al loro envuelto en una toalla.

Aseo y cuidado de aves agapornis

Una mezcla fresca (con o sin frutas y/o verduras deshidratadas) de excelente calidad que combine diversas semillas, granos y frutos secos representa generalmente la dieta básica típica. Idealmente, la mezcla básica contendrá o se complementará con una porción de alrededor del 30% de cualquier pellet bio/orgánico (coloreado y aromatizado de forma natural y sin ningún agente conservante) y/o de cualquier pellet natural (coloreado, aromatizado y conservado de forma natural)

Las especies de loros (incluidas las cacatúas) son especies biológicamente vegetarianas. En consecuencia, deberían alimentarse con dietas vegetarianas que, idealmente, se complementen con proteínas vegetales proporcionadas por la combinación de cualquier tipo de grano integral/cereal con cualquier tipo de legumbre/pulpa.

Problemas de agresividad con otras aves y especies animales

Debido a su naturaleza dominante y territorial, los agapornis deben ser supervisados cuando socialicen con otras especies y géneros (ya sean gatos, perros, pequeños mamíferos u otras especies de aves). Los agapornis pueden ser agresivos con otras aves, incluso con otros agapornis.

Los agapornis criados a mano tienden a no asustarse y suponen una amenaza aún mayor para ellos mismos. Los agapornis pueden morderse los dedos de los pies cuando se socializan con aves pequeñas (loritos, periquitos e incluso cacatúas dóciles).

No deben alojarse con otros géneros de aves, ya que pueden herirse o suponer una amenaza para otras aves.

Mascotas y seguridad de las aves

Los agapornis son pájaros muy vocales, que emiten ruidos fuertes y agudos. Algunos hacen ruido todo el día, sobre todo al amanecer y al atardecer. Se trata de un comportamiento normal de los loros como animales de bandada, en el que se llaman unos a otros antes de empezar el día y justo antes de instalarse por la noche.

Los agapornis también son muy activos y les encanta morder cosas. Cuando vuelan dentro de una casa, conviene vigilarlos de cerca y proteger los muebles, el cableado eléctrico o cualquier otra cosa que puedan morder.

Intente colocar ramas frescas de sauce o roble en un lugar favorito (por ejemplo, cerca de una plataforma alta/solada) para satisfacer este comportamiento natural.

Otras cosas que hay que tener en cuenta cuando se tienen agapornis (también se aplica a otros pájaros de compañía) en casa son los puntos peligrosos de la casa, como las tazas de váter abiertas para que se ahoguen, las paredes de cristal transparente que podrían ser embestidas con toda su fuerza por el pájaro, los humos de todos los revestimientos de teflón o antiadherentes de la cocina, los revestimientos del microondas, los revestimientos del horno y los humos químicos de los productos habituales de limpieza del hogar.

Mascotas agapornis

También debe supervisarse la interacción con otros animales domésticos de la casa, como gatos y perros, que pueden ver al agapornis como un animal de presa.

Los agapornis de distintas especies pueden aparearse y producir crías híbridas tanto estériles como fértiles, por ejemplo Agapornis personatus

Botón volver arriba
Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.